miércoles, 22 de agosto de 2012

*Exposiciones recientes*


"ENCUENTROS MÚLTIPLES DE BUENOS AIRES Y OPORTO"
Grabados de Renata Carneiro y Juan Sebastián Carnero

Inauguración: martes 25 de septiembre de 2012. 19:30 hs.
Lugar: Café Montserrat. Calle San josé 524. Buenos aires.
Horarios y días de visita: desde las 9:00hs hasta las 21:00hs, de lunes a sábado.
Cierre: 30 de octubre.






"Carnero & Carneiro: Grabadistas"
Prólogo por Simón Ingouville.

Suerte la de los grabadistas, yo no lo sabía. Pero parece que la fortuna de ser artista se ve aumentada cuando se trata también de un oficio. La exuberancia del arte, la posibilidad y el fuego de la creación ganan con el aplomo del artesano, la técnica de la mano y la mente disfrutan cuando comparten su proceso con la maquina y la química. Así el artista, beneficiario y artífice de su obra y su tiempo, se cría sano, se hace contento y le pasan cosa que da gusto. La comparación con el vino, en este caso, no es tan obvia pero la elijo, porque cada vez que vino Juan Sebastián Carnero de visita trajo uno. Y una vez en la cocina, me pareció reconocer en él rasgos de grabador que ni sabía que existían. Creí entender que los grabadistas eran de determinado talante y que me caían bien.

Conocía grabadores eventuales y había leído y oído hablar, conversado, incluso había sostenido el formón contra algún grabado en linóleo. Está Goya y los exlibris, y si nos ponemos a pensar todas las ilustraciones de antaño y tal y tal, pero en ese momento, ocurría algo, se me abría el grabado como algo muy especial e importante y que lo hacía un amigo desde siempre. Sentado a la mesa con Carnero me paso eso.

La epifanía, quizá, venía gestándose de un tiempo atrás, antes de inaugurar la librería. Estábamos en la cocina y apareció una pareja italiana, Luca Arnaudo y Susana, encantadores ellos, italianísimos: nos enamoramos. Gustaban del vino también y de las cocinas y de las mañanas, seguramente. Así es como yo creo ahora entender que son los buenos grabaditas hoy día. Los italianos, entre otras cosas, hacían zapatos. Él era doctor en arte y flaco y ella fuerte y amorosa, ambos muy interesantes e interesados en todo y no paraban de disfrutar. Del entusiasmo mandaron a traer la muestra de grabados de un amigo suyo, profesor de Salamanca,el grabadista era Gianluca Murasecchi. Llegaron sus grabados junto con cuadros de la pareja, Quadracchia. En las palabras de Luca, llegaba la muestra de estos notables grabadores a La Libre “a través de las casualidades de los laberintos”. Eran unos Genios, increíble de ver. También en esa ocasión y mientras duró la muestra nos divertimos como anarquistas y quedamos todos muy amigos de Luca y Susana, pero a los artistas nunca los conocimos.

Al poco tiempo apareció Carnero, nos mostro sus grabados, nos imprimió un calendario 2011 que todavía está colgado, organizó una muestra muy buena, luego otra con los amigos Schvarzman y Polito, que pasaba de visita, ilustró el libro que escribimos. Vino Carnero, digamos. Y un día estábamos ante esa mesa y me pareció darme cuenta de esto. Que a los Grabadistas les pasan cosas. Un tipo particular y genial de cosas, porque tienen un oficio y son artistas y gustan de los puertos y son socios de un club con actividades especiales y alquimia propia, ellos simplemente se la pasan bien en el mundo de la materia, incluso en los laberintos. Y se les nota. A ellos y a su obra. El grabado.

Que puestos a pensar, es una técnica particular de original invertido y una escultura bidimensional, de reproducción. Acompaña hace miles de generaciones la historia del hombre, la del arte y la de la utilidad, a la cultura. Es la ilustración. Y claro, tiene tan variadas técnicas y es tan accesible. Tan técnica y primitiva. Pero es mejor no pensar tanto y hacer, relacionarse con los grabados que traen esta impronta. Y con quienes se la imprimen.

Sobre todo cuando son tan buenos grabadistas y hacen y les pasan estas cosas, y esta muestra es otra muestra más de eso: Carneiro & Carnero. Porto - Buenos Aires, dos grabadistas generación ’80 y ´81, respectivamente, que lo hacen muy bien. Y se divierten haciéndolo. Mandando obra a través del mar y celebrándola.

No tengo el gusto de conocer a Renata, según parece va a estar presente en obra y espíritu mientras dure la muestra pero no en lo personal. Estará brindando allá, en Porto Gibraltar o Salamanca, o alguno de esos lugares que los grabadistas de hoy saben disfrutar, lo que sí, su obra, vista en la pantalla es muy buena y parece tener galerías donde festejar. Seguramente Carnero mande su obra parra allá y así sigan cruzando el mar y festejando. Por Carnero puedo dar testimonio de primera fuente, le pasan todo tipo de cosas y es un grabadista genial.

fotos: grabados de Renata Carneiro y Juan Sebastián Carnero expuestos en el Café Montserrat.
Septiembre 2012.







"HOMENAJE A ALFREDO DE VICENZO"
Exposición colectiva de grabadores argentinos.

Inauguración: jueves 27 de septiembre de 2012. 19.30 hs.
Hasta el 19 de octubre.
Museo Rómulo Raggio. Calle Gaspar Campos 861, Vicente López. Buenos aires.





De izquierda a derecha: Fernando Polito, Mariana Hoffman, Matías Amici, Eva Farji y S.Carnero

3 comentarios:

Renata Carneiro dijo...

Estaré en pensamiento!

:)

jU dijo...


Hacía tanto no pispeaba por aca!
Buenisimo (:
Nos vemos ahi, que bueno verlos en vivo!

arttroop dijo...

Que gusto de exposición